Reflexiones sobre Jon

Foro dedicado a los textos en castellano.

¿Qué le pasa a Jon?

Sobrevive a las heridas y sale adelante como un campeón
2
6%
Está muerto y bien muerto pa siempre jamás
0
No hay votos
Muere, pero Meli lo resucita
6
19%
Muere, warguea en Fantasma y va por ahí diciendo "Hola, mi amor, soy yo tu lobo??
8
25%
Una hábil combinación de estas dos últimas opciones
10
31%
Muere y resucita Otrizado y frígido perdío
1
3%
Muere y resucita él solito por sus propios coj... medios
0
No hay votos
Es un engaño de Meli pa demostrarle que no puede confiar en la Guardia
3
9%
Todo es un sueño de Stannis
2
6%
Ninguna de las anteriores
0
No hay votos
 
Votos totales: 32

Avatar de Usuario
Ukelele
Mensajes: 216
Registrado: Mar, 22 Ago 2017, 07:33
Ubicación: Nido de Cuervos

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Ukelele » Dom, 26 Nov 2017, 21:45

Mi teléfono y señal son una mierda y me vuelvo un culo para citar cada post, así que contestaré de esta forma:

Respondiento a Lady Loba Stark:

Jon les dio la oportunidad de cruzar el Muro y ellos escogieron irse a Casa Austera, les envió barcos y ellos los rechazaron... Él es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que esa expedición está condenada al fracaso; aun así decide ir al mando (ABANDONAR EL MURO), pero después de la carta del Bastardo elije ir al sur en vez de al Norte y enviar a TODOS los hermanos de la Guardia que Tormund quiera a Casa Austera. No se que es peor... Jon es muy bueno, demasiado, el héroe de la historia, por eso tiene tantos admiradores; hasta a mi me gusta, pero no estoy ciega. Por suerte para los que preferimos personajes mas grises, Martin ya dijo que era así como iba a terminar Jon: gris, no blanco.

Ah, y Lord Nieve no tiene ninguna hermana.
«Mata al niño –pensó Jon–. Al niño que hay en ti y al niño que hay en él. Mátalos a los dos, bastardo de mierda.»

–No tienes padre. Solo hermanos, solo a nosotros. Tu vida pertenece a la Guardia de la Noche.

[...]

—Dime una cosa, Jon: si llegara un día en que tu padre tuviera que elegir entre su honor y sus seres amados, ¿qué haría?

–Haría lo correcto —dijo... muy alto, como para compensar la vacilación–. Pasara lo que pasara.

[...]

–Vuestra hermana –dijo Férreo Emmett–. ¿Cuántos años…?

–No tengo ninguna hermana, solo hermanos. Solo a vosotros.

[...]

Renuncié a los lazos familiares cuando pronuncié mis votos. Si uno de mis hombres me dijera que su hermana corre peligro, le diría que ya no es asunto suyo. –Cuando se pronunciaba el juramento, la sangre de un hombre se tornaba negra–. Negra como el corazón de un bastardo.

Respondiendo al señor Boubaris (le estoy cogiendo cariño a su terquedad):

Con respecto a Stannis y los castillos:
–No discutiré eso, mi señor, pero se dice que también pretendéis dar estos castillos a vuestros caballeros y señores, para que gobiernen desde ellos como vasallos de vuestra alteza.

–Los reyes son generosos con sus adeptos. ¿Es que lord Eddard no le enseñó nada a su bastardo? Muchos de mis caballeros y señores abandonaron tierras fértiles y castillos recios en el sur. ¿Acaso no merecen una recompensa por su lealtad?
Con respecto a Manderly y la flota inexistente:

Nadie ha tomado partido por Stannis de forma mas clara y descarada que Jon (sin contar los pocos que le siguen), lo saben en el norte y en el sur; de Manderly nadie sabe nada, solo Davos. Y la falta de barcos no será EL motivo, será uno de ellos.

Con respecto a Marsh & co:

Enviar a los salvajes lejos también serviría para ahorrar provisiones y calmar tensiones; serviría mucho mejor xD (ya que los salvajes son miles de bocas, no solo una docena). Y Jon sí aleja de él a sus enemigos: a Janos al darle el mando de un castillo, a Alliser al enviarlo de expedición... Jon no aleja a Bowen porque sabe que es un buen hombre, y porque le da buenos consejos (aunque casi nunca los escuche y prefiera ignorar los aspectos negativos de sus decisiones cuando este se los plantea):

Advertencia: ¡se vienen citas, citas, muchas citas!
–Los arqueros de Mance Rayder nos lanzaron unas diez mil flechas, a juzgar por las que encontramos arriba –continuó Marsh–. Fueron menos de cien las que alcanzaron a nuestros hombres en la cima del Muro, y casi todas llegaron por capricho del viento. El único que murió allí arriba fue Alyn el Rojo de Palisandro, y lo mató la caída, no la flecha que le dio en la pierna. Donal Noye murió por defender la puerta. Un acto muy noble, pero si la puerta hubiera estado sellada, nuestro valiente armero aún estaría con nosotros. Tanto si nos enfrentamos a cien enemigos como a cien mil, mientras nosotros estemos en lo alto del Muro y ellos abajo, no pueden hacernos daño.
«No le falta razón.»

[...]

–Stannis promete tierras, comida y justicia a todo salvaje que hinque la rodilla. No nos permitirá sellar las puertas.

–Lord Nieve… —Marsh titubeó antes de continuar–: No soy de los que cuentan chismes, pero se rumorea que os mostráis… demasiado amistoso con lord Stannis. Algunos incluso insinúan que sois… un…

«Un rebelde y un cambiacapas, sí, y un bastardo y un cambiapieles, eso también.» Puede que Janos Slynt ya no estuviera en la Guardia, pero sus mentiras no se habían esfumado con él.

–Ya sé qué se dice.

[...]

–Puede que sea un niño, mi señor, pero… Todo el mundo quería al rey Robert, y la mayoría acepta a Tommen como su hijo. Cuanto más se sabe de lord Stannis, menos gusta, y lady Melisandre gusta todavía menos, con sus fuegos y su lúgubre dios rojo. Se quejan.

–También se quejaban del lord comandante Mormont.

[...]

–Es peor de lo que me temía, mi señor –anunció Marsh cuando terminó. Sonaba aún más funesto que Edd el Penas.

Jon tenía la impresión de que los rodeaba toda la carne del mundo. «No sabes nada, Jon Nieve.»

–¿Por qué? A mí esto me parece un montón de comida.

–Ha sido un verano largo. Ha habido muy buenas cosechas y los señores han sido generosos. Tenemos bastante para sobrevivir a un invierno de tres años; cuatro si recortamos un poco. Pero si tenemos que dar de comer a todos esos hombres del rey y a todos los salvajes… Solo en Villa Topo hay mil bocas inútiles, y siguen llegando. Ayer aparecieron otros tres en las puertas, y anteayer, una docena. No podemos seguir así. Dejar que se queden en el Agasajo, pase, pero es demasiado tarde para ponerse a cultivar. De aquí a que acabe el año solo nos quedarán nabos y puré de guisantes. Después tendremos que bebernos la sangre de nuestros caballos.

[...]

–También habrá enfermedades –prosiguió el lord mayordomo, sin prestar atención a Edd–, como las que hacen que sangren las encías y se caigan los dientes. El maestre Aemon decía que eso se resuelve con zumo de lima y carne fresca, pero hace un año que se nos acabaron las limas y no tenemos suficiente forraje para mantener rebaños de los que obtener la carne. Deberíamos sacrificar a los animales que tenemos y dejar solo unas cuantas parejas para la crianza. No nos queda mucho tiempo. Otros inviernos llegaba comida por el camino Real desde el sur, pero ahora, con la guerra… Sé que aún estamos en otoño, pero mi consejo es que empecemos a racionar la comida como si fuera invierno, si mi señor está de acuerdo.

«A los hombres les va a encantar.»

–Si no hay más remedio, se hará. Rebajaremos una cuarta parte de la ración de cada hombre.

«Si mis hermanos ya se quejan de mí, ¿qué dirán cuando tengan que comer nieve y pasta de bellotas?»

–Sería de gran ayuda, mi señor. –El tono del lord mayordomo dejó claro que ni siquiera eso sería suficiente.

[...]

–Si tuviéramos bastantes monedas, podríamos comprar comida del sur y traerla en barco –dijo el lord mayordomo.

«Podríamos –pensó Jon–, si tuviéramos oro y si alguien quisiera vendernos comida. –Pero no se daba ni una cosa ni la otra–.

[...]

Tras la marcha de Stannis, Bowen Marsh había insistido en que se trasladase a las antiguas habitaciones del Viejo Oso, en la Torre del Rey, pero Jon se había negado. Si ocupaba aquellas estancias, daría a entender que no esperaba que regresara.

[...]

–No podemos dejar morir de hambre al rey Stannis y sus hombres, por mucho que nos apetezca –dijo Jon–. Recordad que podría llevarse todo esto a punta de espada; no tendríamos hombres para impedírselo. Y también tenemos que dar de comer a los salvajes.

–Pero ¿cómo, mi señor? –preguntó Bowen Marsh.

–Ya veremos. –«Ojalá lo supiera.»

[...]

«Y yo tendré mil salvajes –pensó Jon–, pero no podré dar de comer ni a la mitad.»

[...]

En los últimos viajes a Villa Topo habían visto cosas desagradables: empujones, golpes, maldiciones masculladas, muchas miradas hostiles. Bowen Marsh pensó que sería mejor no arriesgarse y, por una vez, Jon y él estuvieron de acuerdo.

[...]

–¿También enviaréis a las mujeres? Nuestros hermanos no están acostumbrados a que haya mujeres entre ellos, mi señor. Su juramento… Habrá peleas, violaciones…

–Estas mujeres tienen cuchillos y saben usarlos.

–¿Y qué pasará cuando una le corte el cuello a uno de nuestros hermanos?

–Habremos perdido un hombre –contestó Jon–, pero habremos ganado sesenta y tres. Se te dan bien las cuentas, mi señor. Corrígeme si me equivoco, pero diría que eso nos deja con sesenta y dos luchadores más que antes.

–También habéis añadido sesenta y tres bocas más, mi señor… Pero ¿cuántas de ellas pueden luchar, y de qué lado? Si los Otros llegan a nuestras puertas, es probable que luchen de nuestro lado, os lo concedo… pero cuando llegue Tormund Matagigantes, o el Llorón con diez mil asesinos aullantes, ¿qué pasará ese día? –Marsh no estaba nada convencido.

–Ese día lo sabremos. Así que esperemos que no llegue.

[...]

Sin embargo, jugar con las mujeres salvajes era un peligro. «Un hombre puede poseer una mujer o puede poseer un cuchillo, pero nunca ambos a la vez», le había dicho Ygritte en cierta ocasión. Bowen Marsh no se equivocaba del todo: la Torre de Hardin era como yesca a la espera de una chispa.

[...]

–No deberíamos haber enviado exploradores. –Bowen Marsh. Tenía las mejillas rojas de frío.

–No es el momento ni lugar para hurgar en esa herida, mi señor.

[...]

–Si los dioses son benevolentes, no nos encontraremos ningún salvaje. Me llevaré el caballo gris.

El rumor se extendió con rapidez por el Castillo Negro. Edd aún estaba aparejando al caballo cuando Bowen Marsh cruzó el patio a zancadas para encararse con Jon en los establos.

–Mi señor, os ruego que reconsideréis vuestra decisión. Los nuevos hermanos pueden prestar juramento en el septo.

[...]

–Tollett es un buen hombre, es muy apreciado, y Férreo Emmett ha sido un magnífico maestro de armas. Sin embargo, corre el rumor de que los enviáis fuera.

–Necesitamos buenos hombres en Túmulo Largo.

[...]

Jon tomó buena nota de quién había asistido y quién no [a la boda de Alys]. A algunos les tocaba guardia y muchos otros estaban durmiéndose, pero unos cuantos habían decidido ausentarse para mostrar su desaprobación. Othell Yarwyck y Bowen Marsh se encontraban entre estos últimos.
Con respecto a Cersei (ahí va la cita, porque no se de donde sacas todos tus argumentos/suposiciones, definitivamente no de los libros. Me dejas todo el trabajo a mí xD):
–Nieve comparte con Lord Eddard su tendencia a la traición –dijo Cersei–. El padre le habría entregado el reino a Stannis, y el hijo le ha dado tierras y castillos.

–La Guardia de la Noche no toma parte en las guerras de los Siete Reinos –les recordó Pycelle–. Los hermanos negros han conservado esta tradición durante cuatro mil años.

–Hasta ahora –replicó Cersei–. El bastardo nos ha escrito para jurar que la Guardia de la Noche no tomará partido, pero sus actos contradicen sus palabras. Ha dado comida y refugio a Stannis, y aun así tiene la insolencia de suplicarnos armas y hombres.

–Es un ultraje –declaró Lord Merryweather–. No podemos permitir que la Guardia de la Noche una sus fuerzas a las de Lord Stannis.

–Tenemos que declarar a Nieve rebelde y traidor –coincidió Ser Harys Swyft–. Los hermanos negros se verán obligados a destituirlo.
Luego Qyburn propone enviar a los hombres y tema cerrado.
¡ÚNANSE A EL RETO XXIII!

Miembro de la Corte de Stannis I, del Club Anillos del Meñique, del Té con Sansa y del Club de Flanes de Edd el Penas.

Avatar de Usuario
Ukelele
Mensajes: 216
Registrado: Mar, 22 Ago 2017, 07:33
Ubicación: Nido de Cuervos

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Ukelele » Dom, 26 Nov 2017, 22:00

OH, fuck. Perdón por el triple post. Si algún Administrador puede borrarlo se lo agradecería muchísimo.
¡ÚNANSE A EL RETO XXIII!

Miembro de la Corte de Stannis I, del Club Anillos del Meñique, del Té con Sansa y del Club de Flanes de Edd el Penas.

Avatar de Usuario
Ellaria
Mensajes: 106
Registrado: Mar, 21 Feb 2017, 23:44
Ubicación: Dorne
Contactar:

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Ellaria » Dom, 26 Nov 2017, 22:15

Hecho ;)
El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás. No les importa que los grandes señores jueguen a su juego de tronos, mientras a ellos los dejen en paz. Pero nunca los dejan en paz.

Boubaris
Mensajes: 372
Registrado: Lun, 28 Ago 2017, 00:26

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Boubaris » Dom, 26 Nov 2017, 23:36

Ukelele escribió:
Dom, 26 Nov 2017, 21:45
Con respecto a Stannis y los castillos:
–No discutiré eso, mi señor, pero se dice que también pretendéis dar estos castillos a vuestros caballeros y señores, para que gobiernen desde ellos como vasallos de vuestra alteza.

–Los reyes son generosos con sus adeptos. ¿Es que lord Eddard no le enseñó nada a su bastardo? Muchos de mis caballeros y señores abandonaron tierras fértiles y castillos recios en el sur. ¿Acaso no merecen una recompensa por su lealtad?
Ok, aquí tienes la razón. Esta cita es irrefutable. Aún así no me parece un trato justo. ¿Le salvas la vida a la Guardia y solo te dan un castillo hecho ruinas? Si solo hubiera sido eso yo me estaría preguntando para que vine aquí, al culo del mundo a pasar montón de frío.

Ukelele escribió:
Dom, 26 Nov 2017, 21:45
Con respecto a Manderly y la flota inexistente:

Nadie ha tomado partido por Stannis de forma mas clara y descarada que Jon (sin contar los pocos que le siguen), lo saben en el norte y en el sur; de Manderly nadie sabe nada, solo Davos. Y la falta de barcos no será EL motivo, será uno de ellos.
Si hacemos caso a la teoría de la conspiración norteña (que puede no ser verdadera en todo, pero en los libros se observa perfectamente como los lores norteños están hartos de los Bolton) todos están unidos y conspirando contra los Bolton. Hay un documento que tienen unas personas que no se sabe donde está pero que de aparecer en las circunstancias propicias va a tener una relevancia enorme. Manderly está en las sospechas de los Freys y hasta Theon observa en el banquete que se está celebrando en Invernalia que Roose Bolton no come ni bebe nada de los platos ni copas hasta que Manderly lo hace. Todos sospechan de todos pero de Manderly es del que mas sospechas hay. Y tiene una flota, la cual se usará para algo.

Ukelele escribió:
Dom, 26 Nov 2017, 21:45
Con respecto a Marsh & co:

Enviar a los salvajes lejos también serviría para ahorrar provisiones y calmar tensiones; serviría mucho mejor xD (ya que los salvajes son miles de bocas, no solo una docena). Y Jon sí aleja de él a sus enemigos: a Janos al darle el mando de un castillo, a Alliser al enviarlo de expedición... Jon no aleja a Bowen porque sabe que es un buen hombre, y porque le da buenos consejos (aunque casi nunca los escuche y prefiera ignorar los aspectos negativos de sus decisiones cuando este se los plantea):

Advertencia: ¡se vienen citas, citas, muchas citas! Las pongo en spoiler para acortar
SpoilerMostrar
–Los arqueros de Mance Rayder nos lanzaron unas diez mil flechas, a juzgar por las que encontramos arriba –continuó Marsh–. Fueron menos de cien las que alcanzaron a nuestros hombres en la cima del Muro, y casi todas llegaron por capricho del viento. El único que murió allí arriba fue Alyn el Rojo de Palisandro, y lo mató la caída, no la flecha que le dio en la pierna. Donal Noye murió por defender la puerta. Un acto muy noble, pero si la puerta hubiera estado sellada, nuestro valiente armero aún estaría con nosotros. Tanto si nos enfrentamos a cien enemigos como a cien mil, mientras nosotros estemos en lo alto del Muro y ellos abajo, no pueden hacernos daño.
«No le falta razón.»

[...]

–Stannis promete tierras, comida y justicia a todo salvaje que hinque la rodilla. No nos permitirá sellar las puertas.

–Lord Nieve… —Marsh titubeó antes de continuar–: No soy de los que cuentan chismes, pero se rumorea que os mostráis… demasiado amistoso con lord Stannis. Algunos incluso insinúan que sois… un…

«Un rebelde y un cambiacapas, sí, y un bastardo y un cambiapieles, eso también.» Puede que Janos Slynt ya no estuviera en la Guardia, pero sus mentiras no se habían esfumado con él.

–Ya sé qué se dice.

[...]

–Puede que sea un niño, mi señor, pero… Todo el mundo quería al rey Robert, y la mayoría acepta a Tommen como su hijo. Cuanto más se sabe de lord Stannis, menos gusta, y lady Melisandre gusta todavía menos, con sus fuegos y su lúgubre dios rojo. Se quejan.

–También se quejaban del lord comandante Mormont.

[...]

–Es peor de lo que me temía, mi señor –anunció Marsh cuando terminó. Sonaba aún más funesto que Edd el Penas.

Jon tenía la impresión de que los rodeaba toda la carne del mundo. «No sabes nada, Jon Nieve.»

–¿Por qué? A mí esto me parece un montón de comida.

–Ha sido un verano largo. Ha habido muy buenas cosechas y los señores han sido generosos. Tenemos bastante para sobrevivir a un invierno de tres años; cuatro si recortamos un poco. Pero si tenemos que dar de comer a todos esos hombres del rey y a todos los salvajes… Solo en Villa Topo hay mil bocas inútiles, y siguen llegando. Ayer aparecieron otros tres en las puertas, y anteayer, una docena. No podemos seguir así. Dejar que se queden en el Agasajo, pase, pero es demasiado tarde para ponerse a cultivar. De aquí a que acabe el año solo nos quedarán nabos y puré de guisantes. Después tendremos que bebernos la sangre de nuestros caballos.

[...]

–También habrá enfermedades –prosiguió el lord mayordomo, sin prestar atención a Edd–, como las que hacen que sangren las encías y se caigan los dientes. El maestre Aemon decía que eso se resuelve con zumo de lima y carne fresca, pero hace un año que se nos acabaron las limas y no tenemos suficiente forraje para mantener rebaños de los que obtener la carne. Deberíamos sacrificar a los animales que tenemos y dejar solo unas cuantas parejas para la crianza. No nos queda mucho tiempo. Otros inviernos llegaba comida por el camino Real desde el sur, pero ahora, con la guerra… Sé que aún estamos en otoño, pero mi consejo es que empecemos a racionar la comida como si fuera invierno, si mi señor está de acuerdo.

«A los hombres les va a encantar.»

–Si no hay más remedio, se hará. Rebajaremos una cuarta parte de la ración de cada hombre.

«Si mis hermanos ya se quejan de mí, ¿qué dirán cuando tengan que comer nieve y pasta de bellotas?»

–Sería de gran ayuda, mi señor. –El tono del lord mayordomo dejó claro que ni siquiera eso sería suficiente.

[...]

–Si tuviéramos bastantes monedas, podríamos comprar comida del sur y traerla en barco –dijo el lord mayordomo.

«Podríamos –pensó Jon–, si tuviéramos oro y si alguien quisiera vendernos comida. –Pero no se daba ni una cosa ni la otra–.

[...]

Tras la marcha de Stannis, Bowen Marsh había insistido en que se trasladase a las antiguas habitaciones del Viejo Oso, en la Torre del Rey, pero Jon se había negado. Si ocupaba aquellas estancias, daría a entender que no esperaba que regresara.

[...]

–No podemos dejar morir de hambre al rey Stannis y sus hombres, por mucho que nos apetezca –dijo Jon–. Recordad que podría llevarse todo esto a punta de espada; no tendríamos hombres para impedírselo. Y también tenemos que dar de comer a los salvajes.

–Pero ¿cómo, mi señor? –preguntó Bowen Marsh.

–Ya veremos. –«Ojalá lo supiera.»

[...]

«Y yo tendré mil salvajes –pensó Jon–, pero no podré dar de comer ni a la mitad.»

[...]

En los últimos viajes a Villa Topo habían visto cosas desagradables: empujones, golpes, maldiciones masculladas, muchas miradas hostiles. Bowen Marsh pensó que sería mejor no arriesgarse y, por una vez, Jon y él estuvieron de acuerdo.

[...]

–¿También enviaréis a las mujeres? Nuestros hermanos no están acostumbrados a que haya mujeres entre ellos, mi señor. Su juramento… Habrá peleas, violaciones…

–Estas mujeres tienen cuchillos y saben usarlos.

–¿Y qué pasará cuando una le corte el cuello a uno de nuestros hermanos?

–Habremos perdido un hombre –contestó Jon–, pero habremos ganado sesenta y tres. Se te dan bien las cuentas, mi señor. Corrígeme si me equivoco, pero diría que eso nos deja con sesenta y dos luchadores más que antes.

–También habéis añadido sesenta y tres bocas más, mi señor… Pero ¿cuántas de ellas pueden luchar, y de qué lado? Si los Otros llegan a nuestras puertas, es probable que luchen de nuestro lado, os lo concedo… pero cuando llegue Tormund Matagigantes, o el Llorón con diez mil asesinos aullantes, ¿qué pasará ese día? –Marsh no estaba nada convencido.

–Ese día lo sabremos. Así que esperemos que no llegue.

[...]

Sin embargo, jugar con las mujeres salvajes era un peligro. «Un hombre puede poseer una mujer o puede poseer un cuchillo, pero nunca ambos a la vez», le había dicho Ygritte en cierta ocasión. Bowen Marsh no se equivocaba del todo: la Torre de Hardin era como yesca a la espera de una chispa.

[...]

–No deberíamos haber enviado exploradores. –Bowen Marsh. Tenía las mejillas rojas de frío.

–No es el momento ni lugar para hurgar en esa herida, mi señor.

[...]

–Si los dioses son benevolentes, no nos encontraremos ningún salvaje. Me llevaré el caballo gris.

El rumor se extendió con rapidez por el Castillo Negro. Edd aún estaba aparejando al caballo cuando Bowen Marsh cruzó el patio a zancadas para encararse con Jon en los establos.

–Mi señor, os ruego que reconsideréis vuestra decisión. Los nuevos hermanos pueden prestar juramento en el septo.

[...]

–Tollett es un buen hombre, es muy apreciado, y Férreo Emmett ha sido un magnífico maestro de armas. Sin embargo, corre el rumor de que los enviáis fuera.

–Necesitamos buenos hombres en Túmulo Largo.

[...]

Jon tomó buena nota de quién había asistido y quién no [a la boda de Alys]. A algunos les tocaba guardia y muchos otros estaban durmiéndose, pero unos cuantos habían decidido ausentarse para mostrar su desaprobación. Othell Yarwyck y Bowen Marsh se encontraban entre estos últimos.
En cuanto a la primera cita donde repasan las bajas no han caido en la cuenta de que había mas gigantes y miles y miles mas de personas. Cuando a la Guardia se le acabaran las flechas es probable que no pudieran detener a los que escalan el Muro o que los gigantes con ayuda de los mamut derribaran las puertas. Si no recuerdo mal (si no, me pondras una cita :lol: ) la batalla dura días. Si no hubiera sido por Stannis la situación se habría alargado mucho mas, con el desgaste que eso conlleva para lo que están en el Muro (los salvajes eran tantos que se hubieran podido rotar).

En cuanto a la comida si, tiene razón. Tarde o temprano se les acabaría, por eso Jon negoció con el Banco de Hierro. Ahora le faltan los medios para que la comida llegue, pero con dinero lo puede solucionar.

En cuanto a los salvajes ya sabes mi punto de vista, fue correcta la decisión de hacerlos pasar. Muchos de los salvajes han jurado lealtad a Stannis asi que realmente ahora el derecho de alimentarlos y reubicarlos sería de Stannis, no de Jon ni de la guardia. El problema es que están en el Muro. Por eso es importante que se vayan yendo a otros lados, como van a hacer los thenitas yendose a BastionKar. Si hay que hacerlo mediante matrimonios se hace, aunque el carca de Bowen Marsh esté en contra.

Ukelele escribió:
Dom, 26 Nov 2017, 21:45
Con respecto a Cersei (ahí va la cita, porque no se de donde sacas todos tus argumentos/suposiciones, definitivamente no de los libros. Me dejas todo el trabajo a mí xD):
–Nieve comparte con Lord Eddard su tendencia a la traición –dijo Cersei–. El padre le habría entregado el reino a Stannis, y el hijo le ha dado tierras y castillos.

–La Guardia de la Noche no toma parte en las guerras de los Siete Reinos –les recordó Pycelle–. Los hermanos negros han conservado esta tradición durante cuatro mil años.

–Hasta ahora –replicó Cersei–. El bastardo nos ha escrito para jurar que la Guardia de la Noche no tomará partido, pero sus actos contradicen sus palabras. Ha dado comida y refugio a Stannis, y aun así tiene la insolencia de suplicarnos armas y hombres.

–Es un ultraje –declaró Lord Merryweather–. No podemos permitir que la Guardia de la Noche una sus fuerzas a las de Lord Stannis.

–Tenemos que declarar a Nieve rebelde y traidor –coincidió Ser Harys Swyft–. Los hermanos negros se verán obligados a destituirlo.
Luego Qyburn propone enviar a los hombres y tema cerrado.
De la cabeza. Reconozco que no tengo los libros cerca y encima hace como un año que no los releo, o sea que juegas con ventaja y me puedes dar Zascas como estos :lol:

Aún así, insisto. ¿Que se sabe de esos hombres? Nada. ¿Fueron a pie o en barco? Probablemente a pie porque si hubieran ido en barco ya habrían llegado a Guardiaoriente. Y un refuerzo de 100 hombres enviados por Desembarco es una noticia importante como para qué la mencionen los personajes. O a lo mejor el barco se averió/ se hundió/ tuvieron que desviar rumbo. Puede que estén en Skagos. Hay muchas posibilidades Y si fueron a pie la nieve los retendrá y tendrán que refugiarse en Invernalia.
Y aparte de todo esto me mantengo en lo que te dije. Tenemos un caos en Desembarco enorme, con el regente muerto, Cersei pendiente de un juicio y con Aegon por un lado y Euron por otro dando por saco. De lo que menos se va a acordar es de la Guardia y de si el LC de la Guardia le da un castillo o se lo deja de dar a un "Rey" que ya fue derrotado y que está aislado en el Norte.
Miembro #17 de Club De Flanes de Edd el Penas :V:

Avatar de Usuario
Lord Astur
Mensajes: 351
Registrado: Jue, 30 Mar 2017, 19:33
Ubicación: Asturias

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Lord Astur » Lun, 27 Nov 2017, 09:14

La verdad es que si los Bolton caen, la Guardia va a ser el menor de los problemas para Desembarco. Hasta que caiga el muro, claro.
Al otro lado del Negrón, en el norte, bajo el frío y la lluvia, entre la niebla y la humedad...

Avatar de Usuario
Ukelele
Mensajes: 216
Registrado: Mar, 22 Ago 2017, 07:33
Ubicación: Nido de Cuervos

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Ukelele » Lun, 27 Nov 2017, 20:29

Primero de todo, gracias, mi señora Ellaria.


Ahora, Jon no le dio SOLO un castillo. Recuerda: también le dio alimento, refugio, ropajes, armamento, hombres, tierras en el Agasajo... y consejos que claramente evitaron que Stannis perdiera la guerra.

Y Stannis sabe perfectamente que hace en el culo del mundo pasando frío:
Lord Seaworth es un hombre de modesta cuna, pero me recordó mi deber cuando todo lo que tenía en la cabeza eran mis derechos. Davos dijo que había puesto el carro por delante de los caballos. Yo estaba tratando de ganar el trono para salvar el reino, cuando debería intentar salvar el reino para ganar el trono. –Stannis señaló hacia el norte–. Ahí es donde encontraré al enemigo que nací para combatir.
(Me estoy dando cuenta que ya sé perfectamente lo que vas a responder a eso xD)

Con respecto a los Salvajes: Yo también estuve muy de acuerdo con dejarlos pasar (a los que llegaron buscando asilo); y sus hombres, aunque al principio le aconsejaron que no, lo apoyaron, estuvieron a su lado mientras cruzaban e hicieron todo lo que Jon les ordenó con respecto a ellos (Marsh, Othell y los otros, son los que se encargan de evaluarlos, educarlos y situarlos). Pero fue Jon, y no Stannis (Stannis se fue), el que se encargó de alimentarlos, vestirlos, darles refugio (Marsh incluso le dice que los envíe al Agasajo). El verdadero problema aquí –con el tema Salvajes–, fue que Jon desplazó a sus propios hermanos para rodearse de estos otros, les dio cargos de poder, hizo por ellos MUCHO mas de lo que debió haber hecho (a expensas de las provisiones necesarias para soportar el invierno y sin considerar la tensión imperante en el ambiente), y prácticamente se volvió "el rey de los Salvajes" cuando decidió ir al sur al mando del Pueblo Libre (ninguno de sus hermanos se puso de su lado). No podemos pasar por alto que Jon está al mando de una organización de miles de años que siempre ha hecho las cosas de la misma forma, y SIEMPRE se ha mantenido leal a su juramento (la Guardia ha sobrevivido todo este tiempo gracias a eso, recordemos lo que le dijo Benjen); por lo que no puede CAMBIAR TODO, romper todo, arriesgar todo, de la forma en que lo hizo, y esperar que ellos solo obedezcan.

Con respecto a la Conspiración Norteña: esperemos que todo se dé según lo planeado; que Manderly logre convencer a Stannis de que no decapitó a Davos y hagan causa común, y luego no lo traicione; que logre usar su flota para salvar a la Guardia y no solo para enfrentarse a otro enemigo (si es que la Guardia sigue viva para ese entonces); esperemos que el documento aparezca y Jon (ahora si) tome las decisiones correctas y adecuadas a su posición como rey en el Norte; esperemos que los otros reyes tengan enemigos mas importantes de los que preocuparse, y los ignoren por completo de ahora en adelante... Pero lo que quiero dejar claro aquí, es que Jon no puede y no debe fiarse de los "esperemos"; no debe recurrir a ellos a la hora de tomar decisiones perjudiciales para la Guardia. Debe hacerse responsable. Nosotros los lectores sabemos perfectamente lo que está ocurriendo en el resto de Poniente y tenemos una idea de lo que ocurrirá, pero Jon no. ¿Martin le salvará el culo como ha hecho a lo largo y ancho de la saga hasta ahora? Si. Seguro que si. Pero Martin también lo castigó: lo mató.
¡ÚNANSE A EL RETO XXIII!

Miembro de la Corte de Stannis I, del Club Anillos del Meñique, del Té con Sansa y del Club de Flanes de Edd el Penas.

Boubaris
Mensajes: 372
Registrado: Lun, 28 Ago 2017, 00:26

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Boubaris » Lun, 27 Nov 2017, 22:33

Ukelele escribió:
Lun, 27 Nov 2017, 20:29
Ahora, Jon no le dio SOLO un castillo. Recuerda: también le dio alimento, refugio, ropajes, armamento, hombres, tierras en el Agasajo... y consejos que claramente evitaron que Stannis perdiera la guerra.
Lo de los consejos no lo saben en Desembarco (según la cita del libro que pusiste) y en cuanto al ropaje, armamento, hombres, incluso el castillo que le dió (porque las tierras del Agasajo no se las dió o al menos no se mencionan en la cita anterior que me pusiste) sigue siendo un precio muy inferior al de la vida. Permitame que insista (xD) pero es un punto que no sé si lo pases adrede por alto, pero la Guardia le debe su existencia a Stannis. Si no fuera por él estarían todos muertos.

Ukelele escribió:
Lun, 27 Nov 2017, 20:29
Y Stannis sabe perfectamente que hace en el culo del mundo pasando frío:
Lord Seaworth es un hombre de modesta cuna, pero me recordó mi deber cuando todo lo que tenía en la cabeza eran mis derechos. Davos dijo que había puesto el carro por delante de los caballos. Yo estaba tratando de ganar el trono para salvar el reino, cuando debería intentar salvar el reino para ganar el trono. –Stannis señaló hacia el norte–. Ahí es donde encontraré al enemigo que nací para combatir.
(Me estoy dando cuenta que ya sé perfectamente lo que vas a responder a eso xD)
¿Y si es su deber, como bien remarcas, porque luego le pide y le exige castillos, tropas, etc? Tendría que haberlos salvado y largarse sin pedirle nada a cambio. Él personaje se contradice en su argumentación. Y lo de salvar el reino para ganar el trono es una idea muy romántica que Davos le vendio a Stannis pero está alejada de la realidad. A casi nadie en Poniente le importa la guardia. No saben cuál es el motivo real por el que están allí, piensan que es un sitio donde va la gente de la peor calaña a cumplir condena. Y nadie cree en que vayan a venir los Otros. Es un gran problema el que tienen que a ver como le hacen frente cuando llegue el momento.
No sé si es la respuesta que esperabas :lol:
Ukelele escribió:
Lun, 27 Nov 2017, 20:29
Con respecto a los Salvajes: Yo también estuve muy de acuerdo con dejarlos pasar (a los que llegaron buscando asilo); y sus hombres, aunque al principio le aconsejaron que no, lo apoyaron, estuvieron a su lado mientras cruzaban e hicieron todo lo que Jon les ordenó con respecto a ellos (Marsh, Othell y los otros, son los que se encargan de evaluarlos, educarlos y situarlos). Pero fue Jon, y no Stannis (Stannis se fue), el que se encargó de alimentarlos, vestirlos, darles refugio (Marsh incluso le dice que los envíe al Agasajo). El verdadero problema aquí –con el tema Salvajes–, fue que Jon desplazó a sus propios hermanos para rodearse de estos otros, les dio cargos de poder, hizo por ellos MUCHO mas de lo que debió haber hecho (a expensas de las provisiones necesarias para soportar el invierno y sin considerar la tensión imperante en el ambiente), y prácticamente se volvió "el rey de los Salvajes" cuando decidió ir al sur al mando del Pueblo Libre (ninguno de sus hermanos se puso de su lado). No podemos pasar por alto que Jon está al mando de una organización de miles de años que siempre ha hecho las cosas de la misma forma, y SIEMPRE se ha mantenido leal a su juramento (la Guardia ha sobrevivido todo este tiempo gracias a eso, recordemos lo que le dijo Benjen); por lo que no puede CAMBIAR TODO, romper todo, arriesgar todo, de la forma en que lo hizo, y esperar que ellos solo obedezcan.
Todos los que salieron en la expedición con Mormont saben lo que hay allí fuera. El problema es que Marsh no fue y por eso no entiende la decisión de Jon de hacer pasar a los salvajes. Yo lo hubiera mandado fuera una temporada para que descubriera la realidad, a ver si así cambia de parecer.
¿Y una vez que los salvajes están dentro, a salvo de los Otros, que hace, los mata de hambre? ¡Tendrá que darles alimento! Y tendrá que integrarlos entre la guardia para que poco a poco se acostumbren a las costumbres sureñas (del Sur del Muro hablo). Y si puede organizar un matrimonio con una chica que aparece por allí pidiendo auxilio pues lo hace y se quita unas cuantas bocas de encima. También se casan tres hijas de un salvaje llamado Gerric Sangrereal (que los caballeros de la reina Selyse, y la misma Selyse, piensan que es el heredero del rey mas allá del Muro) con caballeros de Stannis. Todo eso es con la idea de integrar a los salvajes en su nueva vida.
El problema es que los ideales tan arcaicos de la guardia sumado a unos personajes que son cerrados de mente pues impide el progreso.

Y una decisión tan errónea como la de Jon al decidir marchar a Invernalia a recuperar a su hermana pues no ayuda a calmar los ánimos. Hay estamos de acuerdo ( :bir: )

Ukelele escribió:
Lun, 27 Nov 2017, 20:29
Con respecto a la Conspiración Norteña: esperemos que todo se dé según lo planeado; que Manderly logre convencer a Stannis de que no decapitó a Davos y hagan causa común, y luego no lo traicione; que logre usar su flota para salvar a la Guardia y no solo para enfrentarse a otro enemigo (si es que la Guardia sigue viva para ese entonces); esperemos que el documento aparezca y Jon (ahora si) tome las decisiones correctas y adecuadas a su posición como rey en el Norte; esperemos que los otros reyes tengan enemigos mas importantes de los que preocuparse, y los ignoren por completo de ahora en adelante... Pero lo que quiero dejar claro aquí, es que Jon no puede y no debe fiarse de los "esperemos"; no debe recurrir a ellos a la hora de tomar decisiones perjudiciales para la Guardia. Debe hacerse responsable. Nosotros los lectores sabemos perfectamente lo que está ocurriendo en el resto de Poniente y tenemos una idea de lo que ocurrirá, pero Jon no. ¿Martin le salvará el culo como ha hecho a lo largo y ancho de la saga hasta ahora? Si. Seguro que si. Pero Martin también lo castigó: lo mató.
El Norte recuerda. Están hartos del Boltons y Freys y quieren echarlos del poder. Todas las casas norteñas sufrieron bajas (e incluso todavía tienen rehenes) en la Boda Roja. Eso no se perdona ni se olvida.
Y en cuanto a lo de que Martin le va a salvar el culo a Jon te traigo un cita tuya con la que me respondiste a un comentario en tono jocoso que hice en la página anterior (he cambiado algunas palabras para aplicarlo a este caso en concreto y que tenga sentido)
La salvación de Jon debe tener consistencia con la historia. Como lectora de Martín, bien debes saber que este no hace las cosas solo porque si. Todo está bien calculado. Si nos basararamos en que todo en el libro pasa solo porque Martín quiere, no existiría este foro.
:lol:

¡Me lo estoy pasando bien debatiendo contigo! ¡Hacia mucho tiempo que no me lo pasaba bien en un foro!
Miembro #17 de Club De Flanes de Edd el Penas :V:

Avatar de Usuario
Ukelele
Mensajes: 216
Registrado: Mar, 22 Ago 2017, 07:33
Ubicación: Nido de Cuervos

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Ukelele » Mar, 28 Nov 2017, 06:20

Boubaris escribió:(porque las tierras del Agasajo no se las dió o al menos no se mencionan en la cita anterior que me pusiste)
Incluso os he permitido instalar a los salvajes en el Agasajo, que fue donado a la Guardia de la Noche en perpetuidad.

–Me ofrecéis tierras yermas y parajes desolados, pero me negáis los castillos que necesito para compensar a mis señores y vasallos.

[...]

El padre le habría entregado el reino a Stannis, y el hijo le ha dado tierras y castillos.
Boubaris escribió:Permitame que insista (xD) pero es un punto que no sé si lo pases adrede por alto, pero la Guardia le debe su existencia a Stannis. Si no fuera por él estarían todos muertos.

[...]

¿Y si es su deber, como bien remarcas, porque luego le pide y le exige castillos, tropas, etc? Tendría que haberlos salvado y largarse sin pedirle nada a cambio. Él personaje se contradice en su argumentación.
A lo largo de los siglos, la Guardia ha estado cerca de la desaparición unas cuantas veces; no es la primera vez que un poderoso ejército salvaje se planta frente al Muro. Y cada vez que eso sucedía, el Rey/Señor de Invernalia salía con sus banderizos a ayudarlos. ¿Por qué? Porque era su deber; como muy bien sabe Davos (un ex contrabandista del Lecho de Pulgas) y Stannis (un lord sureño). Todo Poniente lo sabe. JAMÁS le pidieron algo a cambio (y eso que en esos tiempos tenían mucho para dar), ¡mas bien le daban! Las tierras del Agasajo se las regaló un Brandon, la Puerta de la Reina se construyó gracias a los regalos de la reina Alysanne...

Stannis se contradice, principalmente, porque es humano; también, porque no tiene NADA. Es probablemente el rey que está mas en desventaja en comparación con los otros pretendientes: no tiene un ejército enorme y rico (como Renly), una flota numerosa (como Balon y Euron), la lealtad del Norte y el Tridente (como Robb). Stannis solo tiene –en ese momento–, unas pocas islas, una flota destruida en su mayoría y dos castillos con penosas guarniciones que caerán en cualquier momento (también tiene su cerebro [por eso es mi favorito y lo amo]. Ah, y a Meli). No tiene riquezas, ni Grandes Casas siguiéndolo; ya nadie lo veía como una amenaza hasta que llegó al Norte. En algún palo debía encaramarse, a alguien tenía que exprimir para beneficiarse (incluso llega a pedirle oro a Jon; por suerte la Guardia no tenía oro, ya que ellos solo hacen trueques). Stannis vela por sus hombres y su campaña (hará casi CUALQUIER COSA para ganar: joder, mató a su hermano), igual que debió haber hecho Jon. A él es a quien le corresponde velar por sus hombres y sus juramentos, no a Stannis. Por eso digo que Jon le dio todo eso, no porque se lo debía, sino porque no podía evitar que Stannis lo tomara por la fuerza.
Boubaris escribió:Y lo de salvar el reino para ganar el trono es una idea muy romántica que Davos le vendio a Stannis pero está alejada de la realidad. A casi nadie en Poniente le importa la guardia. No saben cuál es el motivo real por el que están allí, piensan que es un sitio donde va la gente de la peor calaña a cumplir condena. Y nadie cree en que vayan a venir los Otros. Es un gran problema el que tienen que a ver como le hacen frente cuando llegue el momento.
Dices que nadie sabe sobre los Otros... ¡Stannis lo sabe! Y también Meli. AMBOS los vieron en las llamas. Él sabe cual es la verdadera amenaza y el motivo por el que debía salvar a la Guardia: si el Muro cae, el reino también.
Boubaris escribió:El problema es que Marsh no fue y por eso no entiende la decisión de Jon de hacer pasar a los salvajes. Yo lo hubiera mandado fuera una temporada para que descubriera la realidad, a ver si así cambia de parecer.
Marsh sabe perfectamente lo que hay allí afuera: él vio a los espectros, él fue quien envío los cuervos cuando el ejército de Mormont cayó, suya fue la carta que le llegó a Stannis, (también lideró una expedición que se enfrentó al Llorón en el Puente de los Cráneos).
Boubaris escribió:También se casan tres hijas de un salvaje llamado Gerric Sangrereal (que los caballeros de la reina Selyse, y la misma Selyse, piensan que es el heredero del rey mas allá del Muro) con caballeros de Stannis. Todo eso es con la idea de integrar a los salvajes en su nueva vida.
Solo para aclarar (no se si ya lo sabías o no), la boda de las salvajes con los sureños la organizó Selyse, así como debió ser Selyse la que se ocupara del asunto Alys. Por ley.
Boubaris escribió:La salvación de Jon debe tener consistencia con la historia. Como lectora de Martín, bien debes saber que este no hace las cosas solo porque si. Todo está bien calculado. Si nos basararamos en que todo en el libro pasa solo porque Martín quiere, no existiría este foro.
Pues claro, es el puto Azor Ahai renacido ¡Suya es la canción de hielo y fuego! xD

Y tengo confianza en que hará una mejor labor como AA que como Lord Comandante.
Boubaris escribió:¡Me lo estoy pasando bien debatiendo contigo! ¡Hacia mucho tiempo que no me lo pasaba bien en un foro!
¡Y yo! Pero estoy segura de que no vamos a ponernos de acuerdo JAMÁS. Si seguimos así, los vientos de invierno nos agarrarán discutiendo el mismo tema xD
¡ÚNANSE A EL RETO XXIII!

Miembro de la Corte de Stannis I, del Club Anillos del Meñique, del Té con Sansa y del Club de Flanes de Edd el Penas.

Boubaris
Mensajes: 372
Registrado: Lun, 28 Ago 2017, 00:26

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por Boubaris » Mar, 28 Nov 2017, 12:11

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
Boubaris escribió:(porque las tierras del Agasajo no se las dió o al menos no se mencionan en la cita anterior que me pusiste)
Incluso os he permitido instalar a los salvajes en el Agasajo, que fue donado a la Guardia de la Noche en perpetuidad.

–Me ofrecéis tierras yermas y parajes desolados, pero me negáis los castillos que necesito para compensar a mis señores y vasallos.

[...]

El padre le habría entregado el reino a Stannis, y el hijo le ha dado tierras y castillos.
Ok, le cedió un castillo que llevaba como unos 200 años abandonado y unas tierras en el Agasajo yermas, en las que no podría cultivar nada. Cono mucho le serviria para asentarse. Que triste recompensa consiguió Stannis, menos mal que le dió algún consejo útil.

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
A lo largo de los siglos, la Guardia ha estado cerca de la desaparición unas cuantas veces; no es la primera vez que un poderoso ejército salvaje se planta frente al Muro. Y cada vez que eso sucedía, el Rey/Señor de Invernalia salía con sus banderizos a ayudarlos. ¿Por qué? Porque era su deber; como muy bien sabe Davos (un ex contrabandista del Lecho de Pulgas) y Stannis (un lord sureño). Todo Poniente lo sabe. JAMÁS le pidieron algo a cambio (y eso que en esos tiempos tenían mucho para dar), ¡mas bien le daban! Las tierras del Agasajo se las regaló un Brandon, la Puerta de la Reina se construyó gracias a los regalos de la reina Alysanne...
Claro, iba el Rey/Lord Stark de turno porque si no iba él y ponia orden, esos problemas se podrían extender y le iban a salpicar a sus tierras y a sus vasallos, con el problema que eso le podría acarrear. Alguno iría por la misión de la Guardia y porque es su deber, pero serían los menos.
Y del Cuello para abajo a nadie le importaba lo que sucedía en la Guardia, a nadie, en ningún momento.

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
Stannis se contradice, principalmente, porque es humano; también, porque no tiene NADA. Es probablemente el rey que está mas en desventaja en comparación con los otros pretendientes: no tiene un ejército enorme y rico (como Renly), una flota numerosa (como Balon y Euron), la lealtad del Norte y el Tridente (como Robb). Stannis solo tiene –en ese momento–, unas pocas islas, una flota destruida en su mayoría y dos castillos con penosas guarniciones que caerán en cualquier momento (también tiene su cerebro [por eso es mi favorito y lo amo]. Ah, y a Meli). No tiene riquezas, ni Grandes Casas siguiéndolo; ya nadie lo veía como una amenaza hasta que llegó al Norte. En algún palo debía encaramarse, a alguien tenía que exprimir para beneficiarse (incluso llega a pedirle oro a Jon; por suerte la Guardia no tenía oro, ya que ellos solo hacen trueques). Stannis vela por sus hombres y su campaña (hará casi CUALQUIER COSA para ganar: joder, mató a su hermano), igual que debió haber hecho Jon. A él es a quien le corresponde velar por sus hombres y sus juramentos, no a Stannis. Por eso digo que Jon le dio todo eso, no porque se lo debía, sino porque no podía evitar que Stannis lo tomara por la fuerza.
Y se ha pegado un viaje cruzando Medio Poniente pensando que salvando a la Guardia el Reino se lo iba a agradecer y se iban a volcar con él. Y si no es por Jon cae en una trampa y traicionado por los Karstark (norteños). Si eso se lo iban a hacer los norteños que espera Stannis de los demás, quienes lo toman por usurpador. Casi nadie le prestó atención a su carta donde mencionaba la bastardía de sus sobrinos.
Inspira lealtad por su sentido del deber y de la justicia pero con eso no es suficiente para conquistar un reino.

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
Dices que nadie sabe sobre los Otros... ¡Stannis lo sabe! Y también Meli. AMBOS los vieron en las llamas. Él sabe cual es la verdadera amenaza y el motivo por el que debía salvar a la Guardia: si el Muro cae, el reino también.
Lo observó en la llamas, cierto, y una vez que salvó a la Guardia siguió con su plan de conquistar el reino. La idea de combatir a los Otros no existe en la cabeza de Stannis, al menos hasta que consiga el trono, después ya veremos.

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
Marsh sabe perfectamente lo que hay allí afuera: él vio a los espectros, él fue quien envío los cuervos cuando el ejército de Mormont cayó, suya fue la carta que le llegó a Stannis, (también lideró una expedición que se enfrentó al Llorón en el Puente de los Cráneos).
Pues entonces parece ser que se le ha olvidado. Un tiempo fuera mas allá del Muro le serviría para recordarlo, como hizo con Thorne.

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
Solo para aclarar (no se si ya lo sabías o no), la boda de las salvajes con los sureños la organizó Selyse, así como debió ser Selyse la que se ocupara del asunto Alys. Por ley.
Si, la organiza Selyse, pero en última instancia van a consultarle a Jon, y este omite la parte de que los salvajes no eligen a su rey por sucesión y da el visto bueno. Aquí además hay una contradicción del personaje de Marsh. No asiste a la boda de Alys con el Magnar, sabedor de que tras esa boda van a irse un buen grupo de salvajes de allí, ya que van a ir a pedir lo que ahora le corresponde por matrimonio. Debería estar dando saltos de alegría ya que se va a quitar bocas de alimentar.

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
Pues claro, es el puto Azor Ahai renacido ¡Suya es la canción de hielo y fuego! xD

Y tengo confianza en que hará una mejor labor como AA que como Lord Comandante.
Eso está por ver :lbr:

Ukelele escribió:
Mar, 28 Nov 2017, 06:20
¡Y yo! Pero estoy segura de que no vamos a ponernos de acuerdo JAMÁS. Si seguimos así, los vientos de invierno nos agarrarán discutiendo el mismo tema xD
Bueno, estamos de acuerdo en que estamos en desacuerdo :lol:
Miembro #17 de Club De Flanes de Edd el Penas :V:

Avatar de Usuario
RedFate
Mensajes: 173
Registrado: Lun, 27 Feb 2017, 16:06

Re: Reflexiones sobre Jon

Mensaje por RedFate » Mar, 28 Nov 2017, 16:21

Isis escribió:
Dom, 26 Nov 2017, 13:26
RedFate escribió:
Sab, 25 Nov 2017, 22:11
Ashur escribió:
Sab, 25 Nov 2017, 18:36


Si que cometió errores, el principal ser demasiado blando. Ya se lo decía el maestre Aemon, "Mata al niño y deja nacer al hombre". De Marsh y compañía se tenía que haber encargado Jon mucho antes, y haberles hecho lo mismo que trató de hacer con Janos Slynt: mandarles lejos, a ocupar castillos abandonados. Y el que no quiera, ya sabe lo que le espera.
Has resumido mi opinión a grandes rasgos. Que vaya por delante que si bien Jon me cae bien, no tengo nada contra él, me resulta un personaje poco atractivo para la obra de Martin... a no ser que cuando lo resuciten, sea como sea, deje de ser un Ned y se vuelva un Brandon, eso sí que sería interesante. Lo contrario que con Meñique: aunque comprendo su resentimiento hacia la alta nobleza, es un infame —en palabras de la propia Cersei, vaya— y una persona detestable, y al mismo tiempo creo que un personaje genial y representativo de esa obra de Martin.
Pues no estoy muy de acuerdo. Personas como Ned y Jon (con carácter poco definido pero nobles de corazón) existen en la vida real y no está mal que Martin ponga alguno de ellos en su obra :ns: . Me encanta Canción porque es un libro que muestra que nada es perfecto, y que hay blancos y negros, pero eso no quita que gente como ned y Jon puedan existir. Personalemente no me gusta mucho la trama de Jon porque las cosas le han salido (hasta ahora) demasiado bien. Pero el personaje en sí, aunque me parezca sosaina y me aburra por momentos, me cae relativamente bien (antes menos, pero una va creciendo :lol: ). Me gusta que haya gente con valores, aunque puedan parecer un poco carcas :ns: al final tienen buenas intenciones.
Perdón, me expresé mal, error mío: me refería a Jon como personaje protagonista, héroe, etc. Para el papel que va a representar en la historia, hubiera preferido un Geralt, salvando las inmensas distancias. Si se quedara como un joven bastardo que ha conseguido llegar a Lord Comandante de la Guardia e intenta hacer todo lo que está en su mano desde esa posición para luchar contra los Otros, me convencería más. Similar a Davos, pero con algo más de relevancia, vaya.
«El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás -replicó Ser Jorah-. No les importa que los grandes señores jueguen a su juego de tronos, mientras a ellos los dejen en paz. Pero nunca los dejan en paz.»
StannistaMostrar
Imagen

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado